• Cieneguilla, Lima 40 - Perú
  • (+51)995 669 578
cima-noviembre 2021

Infocima – Noviembre 2021

Boletín informativo Nº 11

La Sonrisa Del Mes

José Humberto Lozada

Hola, mi nombre es José. Tengo 17 años y llevo cerca de 4 años en CIMA.
Mi paso por CIMA me ayudó a desenvolverme como persona y desarrollar mis habilidades. Los talleres que más me gustan son la música y la iniciación técnica.
Mi proyecto, al salir de CIMA, sería enrolarme en la Fuerza Aérea del Perú (FAP) y ayudar a las personas que lo necesiten, como yo, en algún momento, también lo necesité.
Me llevo bien con todos mis compañeros de CIMA. Siempre nos apoyamos mutuamente.
Estoy muy agradecido con mis profesores y mis tutores, especialmente con los tutores Moisés y Pedro.
Me fascina el fútbol, especialmente cuando juego con mis compañeros.


Talleres y Actividades Diversas

Taller de Cerámica Ayacuchana

Este taller se inició hace unos 6 años con el profesor Dante Tinco. En este taller se enseña las técnicas de cerámica artesanal: se hacen platos ornamentales, casitas de campo, chositas y retablos ayacuchanos.
El taller es terapéutico y ayuda a los chicos a expresar sus emociones. También les permite aprender diferentes técnicas en la creación y la fabricación de nuevos modelos, utilizando la imaginación. Además, les enseña a valorar la artesanía como patrimonio cultural.


Testimonios

Danny Lozano

Ex – CIMA

Me llamo Danny, voy a contarles mi experiencia y cómo el hogar CIMA me pudo cambiar la vida.

Mi estadía en el hogar CIMA fue muy buena. Desde el inicio, el padre Jean-Louis nos dio una formación adecuada, ya que éramos niños que no teníamos la estabilidad de un hogar. En CIMA, nos enseñaron lo que es el orden y la limpieza. También aprendimos a criar conejos y cuyes. Teníamos campeonatos de fútbol entre los diferentes pabellones, lo que permitió que nos vayamos conociendo cada vez mejor. Teníamos un horario de vida que nos mantenía ocupados a lo largo del día: oración matutina, estudios, comidas, aseo personal, tareas de limpieza, deporte. Estoy agradecido con el padre Jean-Louis y con los tutores, por haberme abierto las puertas de este hermoso lugar, por sus consejos y sus enseñanzas.

Ahora estoy casado y soy padre de 4 hijos. Enseño a mis hijos los valores que aprendí en CIMA, para que puedan superarse y salir adelante.

Danny Lozano, su esposa e hijos

Sebastián Franco

Colaborador

Empecé a trabajar en CIMA en setiembre de 1995 en el área de crianza de animales menores, biohuerto y jardinería. Para mí la labor que realizo es muy gratificante. Los niños vienen con diferentes tipos de problemas. En este trabajo, es importante que uno tenga vocación de servicio y un corazón generoso para saber llegar a cada uno de los niños. Trabajando en conjunto podemos ayudarlos a superar sus problemas de conducta, de adicción o de otros tipos. Asumimos el rol de padre o hermano mayor para guiar a estos niños con afecto y disciplina en su desarrollo personal.
Cada uno de ellos necesita mucho afecto, porque en algunos casos no lo recibieron en su familia. Para mí ha sido muy difícil entender la situación de los niños que son maltratados y mal vistos por la sociedad.
El padre Jean-Louis, ha venido a apoyar a todos los niños con problemas, dejando su familia, sus amigos y su país. Trajo una luz de esperanza a estos niños y adolescentes. Por esta razón, tengo mucha motivación para colaborar con esta obra de bien social. Contribuyo aportando mis conocimientos para el beneficio de los niños. Ellos aprenden a valorar la vida humana y a los animales en las distintas especies. También valoran las hortalizas por su aporte en nuestra alimentación diaria. Nuestros niños aprenden a cultivar tanto las plantas aromáticas como las medicinales y las decorativas. Esos conocimientos les permite replicar en sus hogares el cultivo de esas plantas.
Los frutos de nuestro trabajo con los niños y adolescentes son a largo plazo. Una vez rehabilitados, los jóvenes son integrados a su comunidad y desarrollan diferentes actividades para ganarse la vida. Cuando vienen a visitarnos, están agradecidos con el hogar por haberles permitido superar su situación. En muchos casos tienen una familia bien constituida.
Quiero agradecer a todos los donantes porque sin su aporte no sería posible seguir apoyando a tantos niños que necesitan ayuda. Ellos, son el futuro del país. Gracias.


Agradecimientos

Srta. Consuelo Vargas

La Srta. Consuelo Vargas ha tenido un papel muy importante en la historia de CIMA.
Desde el año de fundación en 1990, ella ha estado apoyando a nuestros niños en la parte educativa.
Gracias a ella, conocimos al Ing. Federico Jahncke que nos donó el terreno, permitiendo la rápida extensión de nuestro hogar.
Cuando nos trasladamos a Cieneguilla, Consuelo tomo la dirección de CIMA y fue el brazo derecho de Jean-Louis en el manejo del hogar. Además ella estaba viendo la parte educativa de los chicos, coordinando con el colegio Huarangal donde años antes había sido profesora.
Gracias Consuelo por tu aporte enorme a la causa de muchos niños y adolescentes que tanto has amado. Por eso todos te decían ¡Mamá Consuelo!


Cumpleaños del Mes:

Saludamos a los jóvenes Jens catalán y Rafael Bautista, así como al colaborador Miguel Fiestas, quienes cumplieron años en este mes. Les deseamos mucha felicidad y muchas bendiciones.

Noticias

Saludamos la llegada de dos voluntarias de Alemania, Ina y Eva. Les deseamos que su voluntariado en CIMA sea una experiencia muy positiva y provechosa para su vida.

El sábado 27, cinco niños de CIMA recibieron el bautismo en presencia de sus padres y padrinos. La ceremonia fue a cargo del párroco, el Padre Carlos.

Pudimos iniciar el proyecto de refacción de las losas deportivas, gracias al apoyo de las 7 aulas del 3er año de secundaria del colegio Jean-de-Brébeuf de Montreal, Canadá.