decision del niño
equipo de evaluacion

El Egreso Se hace

En 3 Casos

  • El niño expresa su voluntad de egresar. Si el equipo de CIMA da su visto bueno, se buscar persuadir al niño que espere al final del año escolar para no perturbar su escolaridad. En caso de que el año escolar no esté muy avanzado, se tramita el traslado a otra institución educativa. Si el equipo de CIMA considera que el niño no está listo, inicia discusiones con él y su familia. Sin embargo la filosofía de CIMA está fundada sobre el libre consentimiento del niño, nunca se impide el egreso. Al contrario, se toma contacto con la familia para preparar el egreso y facilitar la reinserción familiar y social.
  • El equipo considera que las condiciones del egreso están reunidas (cambio positivo del comportamiento del niño y buenas condiciones familiares). Si el niño se siente listo a reintegrarse en su familia, se prepara el egreso.
  • El joven ha cumplido 18 años. El egreso del mayor de edad es una obligación legal.

En los meses previos a la salida del joven, se le va preparando.

Realizar Un

Seguimiento

  • Después del egreso se realiza un seguimiento por los trabajadores sociales mediante visitas a las familias. Generalmente se hace una visita y si es necesario algunas más. A veces también CIMA propone un apoyo económico a los niños que están escolarizados cuando la familia no tiene los recursos económicos suficientes para pagar los costos.
  • CIMA mantiene colaboraciones con organizaciones que tienen programas en los cuales los jóvenes se pueden incorporar después del egreso. Entre otros, se puede nombrar la asociación RUNAYAY, fundada por una ex voluntaria de CIMA justamente para apoyar a los jóvenes egresados de CIMA y de dos otros hogares. La asociación RUNAYAY apoya a jóvenes por un periodo de 3 años, ayudándolos a encontrar una vivienda, con un programa de estudios y un trabajo. RUNAYAY ofrece también en su local talleres de manualidades recreativas, talleres productivos, talleres de inserción laboral y un acompañamiento psicosocial para ayudar a la construcción de un proyecto de vida. El objetivo no es solo la inserción laboral de los jóvenes (90% de ellos consiguen un trabajo formal y estable) sino también su desarrollo personal (fortalecimiento de su capacidad a enfrentar los problemas de manera constructiva). Este programa está abierto a jóvenes mayores de 16 años, que tienen al menos 1 año de estadía en CIMA y que muestran el anhelo de participar en el programa.
colaboracion
fiesta de ex-cima